UNO

«Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo».

Esa fue la última oración de Jesús hacia Dios Padre.

Esa noche, antes de ir a la cruz, Jesús dejó establecido el modo por el cual el mundo conocería su nombre y podría reconciliarse con Dios: «para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.»

UNO EN JESÚS PARA QUE EL MUNDO CREA

Pero la pregunta siempre fue: «¿Cómo podemos ser uno y hacer lo mismo si participamos en distintas congregaciones y en distintos barrios?».

La respuesta es sencilla: UNO EN LA VISIÓN

Llega un nuevo tiempo, donde todos estaremos bajo el mismo mando, bajo la guía pura y exclusiva del Espíritu Santo, y en la misma visión que Jesús: salvar al mundo el pecado y reconciliarlo con Dios.

«Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo».

Juan 17:18

Como jóvenes y adolescentes de la ciudad de La Plata tenemos un compromiso: UNIRNOS EN JESÚS PARA LLEVAR SU MENSAJE.
Es tiempo de que podamos abrazarnos en la misma misión, ayudandonos unos a otros, brindándonos unos a otros para que nuestra ciudad pueda conocer el amor de Dios a través de nuestros actos.

Llega un tiempo distinto. Una visión distinta. Pero la misma misión: reconciliar al mundo con Dios a través de Jesús.